El Luna Rossa Challenge suma su primer punto en la Louis Vuitton Cup

GMR_AC34JulyD11_0749

GMR_AC34JulyD11_0689

GMR_AC34JulyD11_0738

GMR_AC34JulyD11_0764

GMR_AC34JulyD11_0822

GMR_AC34JulyD11_0829

GMR_AC34JulyD11_0834

GMR_AC34JulyD11_0845

GMR_AC34JulyD11_0863

GMR_AC34JulyD11_0904


El Luna Rossa Challenge 2013 sumó hoy su primer punto en la Louis Vuitton Cup, la regata de clasificación de los desafíos, en el primer día que el equipo italiano sale a competir.

Con un viento de unos 13 nudos, el timonel Chris Draper dirigió su AC72 plateado por el recorrido de 12,07 millas náuticas en 28 minutos, 58 segundos.

Tras consultar con el comité de regatas, el equipo italiano decidió navegar el recorrido de cinco tramos, más corto que el de 16 millas náuticas que el Emirates Team New Zealand navegó en sus dos primeras regatas el domingo y el martes.

“Hoy ha habido muy poco viento y muy racheado, pero estoy seguro de que podemos hacer un mejor trabajo,” dijo el patrón Max Sirena.

El Luna Rossa alcanzó una velocidad máxima de 36,13 nudos en el primer tramo del recorrido. El encuentro se disputó sin rival ya que el otro equipo que estaba previsto en el encuentro, el Artemis Racing, aún está llevando a cabo las pruebas estructurales en su AC72.

Para ilustrar la complejidad de los AC72, Sirena mencionó que un herraje de un dólar casi evitó que sacaran a competir en su catamarán de varios millones.

“Hemos tenido un pequeño problema con el sistema de orzas de deriva de estribor,” dijo Sirena. “Un herraje de un dólar pudo haber evitado que tomáramos la salida del encuentro, pero al final hemos conseguido arreglarlo. La pequeña rotura podría haber comprometido las viradas, pero el objetivo era terminar el encuentro y estoy muy feliz con eso.”

Poco antes de que el Luna Rossa iniciara el recorrido, el Jurado Internacional hizo pública su decisión de la protesta que pusieron el equipo italiano y el Emirates Team New Zealand. El jurado apoyó la protesta pero eso no va a significar que la competición no continúe.

"Todos vamos a cumplir con la decisión del Jurado,” dijo Iain Murray, el Director de la Regata. “Tenemos tantos ingredientes en la 34 America´s Cup. Tengo muchísimos amigos que me han llamado para decirme que están pegados a la pantalla para ver un solo barco completar el recorrido.”

“Lo que estamos poniendo en marcha, lo que los regatistas están haciendo con estos barcos, ha llevado a la America´s Cup y a la tecnología a un nuevo nivel, y creo que todos deberíamos estar orgullosos de eso,” dijo Murray. “Pero necesitamos seguir, necesitamos dos barcos en el campo de regatas y necesitamos tener una magnífica America´s Cup.”

La próxima oportunidad de que haya dos barcos en el campo de regatas será el sábado, cuando el Emirates Team New Zealand se enfrente al Luna Rossa Challenge en el primer encuentro del segundo round robin de la Louis Vuitton Cup.

“Va a ser emocionante seguro,” dijo Sirena.