Barker Listo para la Batalla de Nápoles

Barker Ready For Battle On Bay Of Naples © GILLES MARTIN-RAGET / ACEA


El Emirates Team New Zealand ha sido el equipo que más horas ha pasado en el agua en los últimos meses desde el último campeonato de la America’s Cup World Series en San Diego. Eso significa que los neozelandeses deberían ser los favoritos para ganar en Nápoles, ¿no?

Pues no necesariamente, dice Dean Barker, el patrón neozelandés. “No hemos hecho en realidad ningún entrenamiento de regatas, los barcos no están muy bien preparados para eso en este momento, así que ha sido muy difícil realizar ningún entrenamiento de verdad. Navegar en el AC45 del Luna Rossa ha sido fantástico. Hemos navegado un poco con ellos, lo que ha estado muy bien, pero definitivamente estamos contando con el tiempo previo a Nápoles para regresar a la competición. Parece que ha pasado mucho tiempo desde el último campeonato, así que estamos deseando volver al agua.”

El principal objetivo del Team New Zealand en los últimos meses ha sido el desarrollo técnico de los catamaranes AC72, que se botarán este año. Los AC72 son una escala de magnitud mucho más compleja e intimidadora en todos los aspectos que los AC45, pero Barker dice que el manejo del barco será un elemento crítico en las regatas de San Francisco el año que viene. Así que ganar experiencia en los campeonatos de la ACWS es una parte fundamental para el éxito.

“Lo que vemos en los AC45 es que si cometes un error pequeño con un enrollador o mientras viras o trasluchas, te cuesta mucha distancia. Estoy seguro en los AC72 habrán algunas batallas técnicas, pero creo que la mitad de la batalla va a ser librada dentro de nuestro propio equipo para domar a la bestia en el campo de regatas.”

Aquí es donde la experiencia en la ACWS va a ser vital. “Sin duda es la mayor ventaja, hacer tantas regatas en la AC World Series,” dice Barker. “Todo es muy diferente de lo que hemos experimentado en el pasado, las salidas de través y límites en el estrecho campo de regatas, y todo eso. Es la diferencia técnica y la manera en que nos enfrentamos a cada prueba es muy diferente de todo lo que hemos hecho en el pasado. Es un desafío único y vamos a sitios muy apetecibles. Fue muy bueno el año pasado y estamos deseando que lleguen las regatas de este año.”

Barker predice que los campeonatos de Nápoles y Venecia serán muy competitivos, incluso cuando algunos equipos tienen menos práctica que otros. “Creo que en las condiciones de vientos ligeros y medios que estamos esperando, muchos de los equipos van a ir a por todas por lo que va a ser mucho más difícil que las regatas del año pasado.”

Los recién llegados a la fiesta, el Luna Rossa, van a añadir a esa dificultad. “Lo que hemos visto de ellos hasta ahora es que tienen a gente muy muy buena. Tienen mucha experiencia en la Extreme Sailing Series, y vienen de otros campos muy competitivos así que no van a tardar mucho en ponerse al día.”

- Andy Rice